Hotel Palacio Torre de Galizano

El Hotel Palacio Torre de Galizano se encuentra en el pueblo de Galizano, Ribamontán al Mar (Cantabria), a un paso de las playas de Langre y Galizano. Está situado en un palacio de indianos, restaurado y ampliado por completo, realizado enteramente en piedra de sillería y materiales nobles. Construido en estilo renacentista por artesanos y canteros, imprimiendo en su interior un acabado cálido, moderno y actual.

Dispone de magníficas habitaciones para dos personas, todas ellas con el baño integrado, consiguiendo la prolongación del espacio y de la luz natural, de diseño y con un estilo moderno y minimalista con todo el equipamiento que puedas imaginar.

Hotel sostenible y responsable con el medio ambiente

SITUACIÓN

Barrio la Iglesia, 37 – 39160 Galizano (Santander)

HORARIO

Abierto todos los días del año

CONTACTO

Teléfono: 942 505 384
Web: https://www.hotelpalaciotorregalizano.com/
Instagram: @hoteltorredegalizano

EXPERIENCIA  [Agosto del 2019]

Como consecuencia de querer visitar el Restaurante La Casona del Judío, tuve que buscar alojamiento cerca de Santander. Finalmente después de mucho buscar y rebuscar, me decidí por el Hotel Palacio Torre de Galizano de cuatro estrellas.

La primera imagen que percibes a la llegada al hotel es que está todo muy nuevo, y tiene una explicación,  fue inaugurado a finales de 2018 pero yo ni lo sabía. El hotel es precioso, a nivel arquitectónico y de interiorismo. Nada más llegar, puedes dejar el coche en la puerta o bien en el parking subterráneo de forma gratuita.

En la reserva, después de comparar diversas ofertas, me decidí por la Habitación Premium con Jacuzzi que también incluía el desayuno para dos noches. La habitación disponía de unos 30m2 y muy completa: aire acondicionado, caja fuerte, nevera, wifi, TV de pantalla plana y lo mejor de todo la cama con colchón de última generación de viscolatex.

Lo que menos me gustó es como se integraron en la habitación, la ducha, baño y sanitarios (ver foto). Lo que más me gustó, el Jacuzzi y la luz multicolor que permite momentos de relax.

A nivel culinario, el hotel dispone del restaurante «La Torre Gastronómico» con el chef Javier Marañón al frente. Sino lo conoces, es discípulo de Martín Berasategui y ha formado parte de las mejores cocinas como las de Eneko Atxa, Hilario Arbelaitz o Pedro Larumbe.

No pude probar sus platos para comer o cenar, pero si desayunaba cada mañana en el hotel. El desayuno se puede considerar «Continental» que no es lo mismo que «Buffet». Incluye embutido de la zona, pasteles caseros, zumo de naranja, café y te preguntan si además quieres huevos fritos o revueltos. Todo estaba muy bueno pero no tenían ningún tipo de leche vegetal, un punto a mejorar 🙂 

Si te apetece y hace buen tiempo, puedes desayunar en la terraza del hotel. 

LO QUE NO TE DEBES PERDER
«El Jacuzzi de la habitación«

¿Lo conoces? Déjame tu opinión :)