Arima Hotel

¡Puntúa este artículo!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Arima es un hotel pensado para acogerte, para que respires y estés en continuo contacto con la naturaleza de un modo natural y sutil. Para ello se han combinado los materiales nobles y resistentes como la piedra, el hierro y la madera, con texturas y tejidos suaves de tonos neutros. Una unión que, junto a la colección de amenities orgánicos, convertirán la estancia en Arima Hotel en un momento de conexión y disfrute.

Arima es un hotel certificado como «passivhaus», es decir, un hotel sostenible por naturaleza. Se utilizan energías limpias como la geotermia y aerotermia, sistema de recogida de agua para limpieza, gestión selectiva de residuos, entre otros. Desde 2019 forman parte de Small Luxury Hotels, el sello líder de hoteles boutique de lujo en el mundo.

“Arima es un hotel boutique en San Sebastián con armonía con el entorno”

SITUACIÓN

Paseo de Marimón, 162 – 20014 (San Sebastián)

HORARIO

Abierto todos los días del año

CONTACTO

Teléfono: 943 56 91 36
Web: www.arimahotel.com
Instagram: @arimahotel

EXPERIENCIA  

[Agosto del 2020]

Debido a la pandemia provocada por el COVID19, ha sido un año complicado para poder ir de vacaciones con un mínimo de garantías sanitarias así como a un precio justo (aunque en la televisión decían que estaban los hoteles vacíos). Después de mucho buscar y rebuscar,  y ya en el último minuto, decidí escaparme al norte de España como el año pasado. Pasé tres días en San Sebastián, exactamente en el Arima Hotel.

Primero voy hablar de su localización, que en palabras de otros viajeros, es lo más criticado del hotel (para mí todo lo contrario) ya que está situado a las afueras de San Sebastián, rodeado de hospitales y centros médicos. Pero eso, realmente, ni lo vas a ver, en cambio sí disfrutarás del precioso bosque que tiene al lado donde escaparse a media tarde, por ejemplo. Además, si eres un amante de la gastronomía, el hotel está a 5 minutos en coche del Basque Culinary Center.

Al llegar, dejamos el coche en el parking privado del hotel, con acceso directo al Hall y habitaciones en ascensor. Por cierto, si tienes un coche eléctrico (no es mi caso), estás de enhorabuena ya que cuenta con un par de plazas exclusivas con cargadores. Además el hotel también cuenta con un espacio bikefriendly.

Reservé la habitación «Suite Junior» (tienes todas las fotos más abajo), una maravilla la verdad. Una amplia habitación con 33 m2, perfecta para aquellos que buscan tener una zona de estar o trabajo. Gracias al gran ventanal se disfruta de unas vistas espectaculares al bosque. Además incluye muchos detalles para mi imprescindibles a día de hoy: Wifi, Smart TV de 43″, caja fuerte para el portátil/tablet, amenities orgánicos, agua de bienvenida, Nespresso con cápsulas incluidas, hervidor de agua, snack saludables (de Veritas) y todos ellos con reposición diaria.

El baño disponía de bañera y ducha, además de un cajón «escondido» para reciclar la basura generada durante la estancia. También añadieron una cuna para mi hija, sin coste alguno.

Además de la habitación, mi reserva también incluía el desayuno para los tres días en el hotel. Había leído buenas opiniones al respecto y no me defraudó, más allá del pésimo servicio provocado por el Covid19 pero que en ningún caso restó protagonismo al buen hacer en cocina.

Para mí, a fecha de hoy, es mi hotel de referencia en San Sebastián mientras no encuentre uno mejor 🙂

P.D Me quedé con las ganas de zambullirme en su magnífica piscina exterior situada en lo alto del hotel.


LO QUE NO TE DEBES PERDER
«Cualquiera de sus Suites«

¿Lo conoces? Déjame tu opinión :)